jueves, 5 de abril de 2018

Integral a la Sierra de PEÑA MAYOR, desde "Les Praeres".




Casi seis meses sin hacer una salida...¡preocupante! ¿Motivos? Podría argumentar varios, pero seguramente ni yo mismo estaría convencido de que fuesen suficientes para justificar eso. En tanto tiempo siempre habrá un día adecuado para dedicarle a la afición que se supone disfrutamos practicando. ¿Es esa afición la que va disminuyendo a medida que las facultades físicas también lo van haciendo? No lo sé... Una buena razón sería que las condiciones invernales no me gustan, y este invierno ha sido largo y duro, pero creo que solo eso no es suficiente como disculpa. En nuestra última salida (a la Peña Castíl, en los Picos de Europa), dije que aquello había sido como para coger asco a la montaña, pero...tampoco ha sido por eso. ¡Nada más lejos!
Sea como sea, llegó una "ventana" de buen tiempo y "nos ponemos en marcha". Todavía con bastante nieve en cotas altas, decido "tachar" otro de mis PENDIENTES más ilustres, por tierras asturianas. Muy cerca de Nava (Villa de la sidra).
Una vez llegados al punto de partida, los augurios no pueden ser más espectaculares:
















Es casi seguro que con los datos puestos hasta ahora, la zona sea completamente desconocida para la gran mayoría. Si digo que el comienzo de la ruta lo hacemos desde un lugar llamado "Les Praeres", es posible que también. Si acaso, les empezará a sonar de algo a los buenos aficionados al ciclismo. Hasta hace poco tiempo el Angliru era prácticamente desconocido, mientras que ahora, esa mayoría ya lo relacionará con un duro puerto asturiano, final ya mítico de una de las etapas de la Vuelta ciclista a España. Pues bien, con "Les Praeres" pasará algo parecido. El próximo 8 de septiembre, será final de una de las etapas de la edición de este año. Ya le dicen el mini-Angliru, pues no es tan largo como este, pero es muy estrecho, con rampas de un 20% de desnivel. Baste decir que yo tuve que subir casi todo el tramo con el coche en 1@ y hay curvas que me parecía que no iba a poder tomar sin hacer maniobras. Por supuesto, para esa fecha lo habrán mejorado bastante, pues ahora mismo es poco más que un camino, con tramos sin asfaltar y tremendos baches. No es muy largo, pues creo que son solamente unos 4 kms. pero seguro habrá diferencias. (De ese tramo, no hay fotos. Con poder llevar el coche hasta arriba, tenía suficiente).
Curiosamente, en el alto, al final de la carretera, hay un restaurante (que nos dijeron solo abre los fines de semana), en el que tienen una hembra de venado "doméstica", que deambulaba por allí con total tranquilidad. Aún así, no tuve oportunidad de hacerle una foto en una postura más "adecuada" que esta:












Este es el lugar denominado "Les Praeres", donde será el final de la etapa y donde será punto de salida y final de nuestra "etapa" del día:












Al otro lado, el restaurante con una vistas privilegiadas:












En esa dirección comenzamos a caminar:























Aquel peñasco que se ve al fondo se llama la Varallonga:












Nosotros (como siempre últimamente, voy en compañía de Amadeo), a la derecha:























Abajo vamos dejando bonitas vistas:












Seguimos en dirección a los Melendreros:












A lo largo de todo el recorrido vimos bastantes cabañas rehabilitadas con buen gusto:












Aunque dudo mucho que el lugar elegido para colocar esta placa solar sea el más adecuado:












A medida que cogemos altura, las vistas son cada vez más llamativas:


































































Para poder evitar mayor cantidad de nieve, la altitud mayor a la que llegaremos hoy rondará los 1300 mts. Teniendo en cuenta eso y que ya salimos de algo más de 700, pronto llegamos a la primera de las varias cimas por las que pasamos hoy. Se trata del pico Jueyu (1061 mts.), también conocido como "Les antenes". (La razón salta a la vista):














































En este caso el realmente peligroso, creo que es el "pararrayos" del centro: rrr28












Dejamos constancia de haber pasado por ahí:












En algunos puntos, no pudimos evitar tener que cruzar algún nevero, al coincidir con grandes cortados por la otra vertiente:












Ya tenemos a la vista el siguiente punto de interés de la jornada:























Se trata del pico Peña Mayor (1123 mts.) que a pesar de no ser el de más altitud es el que da nombre a todo el cordal por el que pasaremos, completando una bonita circular.
Aprovechamos para hacer otro "posado":























También aprovecho para hacer una de mis cutres panorámicas. ("Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia"):


Pinchar en el enlace para ver más grande:  https://goo.gl/kMSa3T











Estando en la tierra de la sidra, el buzón no podría ser otro:











Aunque no excesivamente exigente, tampoco es un cresterío cómodo de andar, pues hay mucho "sube y baja", lo que coloquialmente conocemos como "rompepiernas":












Si bien es cierto que las espectaculares vistas, bien merecen el esfuerzo:


































Nuestro siguiente objetivo, es el pico Texu o Texíu. Aunque no lo sé con total seguridad, no es difícil suponer que el nombre le viene dado por la gran cantidad de Tejos (Texos en Asturias) que abundan en la zona. Algunos de un porte realmente impresionante:












Esta foto da una idea más aproximada del tamaño. Y hay que tener en cuenta que Amadeo es un "tio grande":












Ya lo tenemos a "tiro de piedra":












Bonita inscripción en esta placa:


"No andes delante de mi, quizás no te siga. No andes detrás de mi, quizás no te guíe. Anda a mi lado, sé mi amigo".











Recuerdo al más famoso de los intérpretes de la "tonada" o canción asturiana:























Y ¡como no!, también ahí estuvimos:























Me hizo especial ilusión encontrarme esto en esa cima, pues es un colegio/taller gijonés, donde yo estudié algún tiempo en mi adolescencia:












Abandonamos el lugar, no sin echar un vistazo atrás y después contemplar alguno más de los impresionantes tejos de la zona:















































Después de crestear otro tramo bastante "pestoso", pasamos (esta vez sin detenernos, pues no le vimos mayor aliciente) por el pico Tremes (1271 mts.):












Continuamos nuestro camino:












Por cierto, muy cómodo en este tramo, aunque por desgracia, muy corto:













































Y por fin, a la vista la que será nuestra última cima y la cota más alta de esta sierra de Peña Mayor. El pico Trigueiro (1293 msnm):












Más o menos por aquí empezamos a cerrar la circular y se pueden ver las antenas del pico Tremes y una parte de la cresta por la que venimos:











Amadeo, "fresco como una lechuga":












Y yo pensando en todo lo que nos queda por patear todavía:












Abandonamos la cresta para regresar por lo que creíamos sería terreno más "amable" pero no fue así. Tuvimos que atravesar por zonas pantanosas, cenagosas, muy húmedas y algunas cubiertas de nieve:


































Por aquel collado verde del fondo tendremos que pasar:












No sin antes hacerlo por algunos sitios tan "entretenidos" como este:  












De vez en cuando, alguna indicación como esta, nos confirmaba que íbamos por el buen camino:



































Recuerdo entre cazadores:























El bonito paisaje nos acompañó durante casi todo el trayecto:























Otra más de las varias "casitas" renovadas que nos encontramos por el camino:












Aquí una de ellas con un impresionante "texu" en su parcela:












Pero no todo es abundancia en aquellos lares. Por desgracia, el ganado no se alimenta de paisajes. El pasto tan escaso como se puede apreciar en esta foto y el estado de los animales, más bien deplorable:














































¡Eso sí, agua, hasta dejarla de sobra!











Y aquí pongo punto final a una preciosa circular, que sin tener grandes altitudes, nos dejó grandes satisfacciones. Merece y mucho la pena no esperar al 8 de septiembre para conocer "Les Praeres". Aunque para mi será una ocasión de rememorar los buenos recuerdos que me quedarán de esta espectacular "etapa".
Espero no volver a tardar otros seis meses en hacer una nueva salida montañera. A partir de ahora el clima será más favorable para mi gusto. Por cierto...¿recordáis que al principio dije que uno de los motivos para no haber tenido actividad era por que las condiciones invernales no nos gustan mucho?
Sin comentarios:



rrr28



Hasta la próxima.